Cuando el Patrimonio Histórico molesta


Foto 1: coche Metropolitan Vickers utilizado como vestuario en un country. Foto: Patricia Panzarasa.

Foto 1: coche Metropolitan Vickers utilizado como vestuario en un country. Foto: Patricia Panzarasa.

Para el gobierno porteño, el Patrimonio Histórico es eso que les impide realizar impunes negocios inmobiliarios. Pero cuando tienen de su lado a los medios y a una corte adicta, las dificultades se convierten en oportunidades nuevas de negocios.

El diario Página/12 informa que el gobierno porteño se deshará de los coches La Brugeoise, que circularon hasta hace pocos años en la línea A del subterráneo. Serán regalados a quien los solicite.

Veamos qué tan capacitadas están las asociaciones civiles para recibir este material.

Los clubes de ferroaficionados

En la galería aquí debajo podemos apreciar el estado en que se encuentra el material rodante cedido en custodia al Ferroclub de Haedo (que por cierto tiene suspendidas las actividades desde mediados de 2013).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vemos decenas de coches o locomotoras en un estado deplorable. Y no las recibieron ayer; mucho de este material rodante ha permanecido allí por años sin que se hayan iniciado las más elementales tareas de conservación.

El panorama no es muy halagador. Sin embargo, son más bien la excepción a la regla.

Los coches La Brugeoise son de trocha estándar, es decir, 1.435 milímetros, ya que ésa es la trocha de nuestra red de subterráneos y del Ferrocarril Urquiza.

Existen tres asociaciones civiles que podrían hacerse cargo de la custodia y restauración, de ser necesaria, de estos coches.

Ferroclub sede Lynch

Posee un museo destacado por su prolijidad y orden. En cuanto al material rodante a su cargo, la situación es un poco distinta, aunque vale destacar que, a diferencia del CdP Haedo, ellos tienen mayor nivel de actividad y predisposición.

A mi juicio es una asociación que merece nuestra confianza para concederles la custodia de al menos parte de tan importante patrimonio de los argentinos.

Amigos del Tranvía

De las tres asociaciones, es la que más afinidad tiene con el tipo de material rodante que se está dando en custodia; han demostrado un enorme sentido de la responsabilidad al restaurar, por ejemplo, tranvías tales como el Anglo nº 652, el Lacroze 258, el “Lagarto” (prototipo de los actuales coches motor eléctricos del Premetro) y muchos otros.

El problema con ellos es la falta de un espacio que oficie de cochera; el taller Polvorín, donde estacionan todo el material rodante que han restaurado desde julio del 76, no posee el espacio necesario para toda la flota de coches a preservar.

Cooperativa Ferrocarril Central Buenos Aires

De las tres asociaciones, es la más nueva. Sin embargo han sorprendido positivamente con la restauración de un coche motor eléctrico Siemens-FM que perteneció a la línea B del subterráneo, convirtiéndolo en coche motor Diesel para un proyectado servicio entre Fátima y Rojas, en el Ferrocarril Urquiza, con la ayuda de la COOTTAJ.

También han cumplido tareas de desmalezamiento y reposición de vías en ese ramal, aunque lamentablemente no cuentan con la cantidad de socios ni los fondos necesarios para recuperar más que unos pocos kilómetros.

Sin embargo demostraron un gran tesón, y merecen recibir tal vez dos coches en custodia.

Enlaces externos

Anuncios

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s