Lo que falta, parte 1


Foto 1: poste kilométrico en el ramal G del Ferrocarril General Manuel Belgrano.

Foto 1: poste kilométrico en el ramal G del Ferrocarril General Manuel Belgrano.

Desde 2012 han sido muchos los logros en materia ferroviaria: recuperación de ramales abandonados, compra de material rodante nuevo a fabricantes chinos y nacionales, extensión de algunos servicios y electrificaciones postergadas desde la época de Alfonsín. Aun así hay varias deudas, de las cuales analizaremos algunas en este artículo.

Ferrocarril Urquiza

Luego de la quita de concesión a TEA por la provincia de Corrientes y el fiasco de TBA, el Ferrocarril Urquiza ha pasado a ser el segundo ferrocarril, junto con el Belgrano, que no posee trenes generales de pasajeros. El tren más emblemático de este ferrocarril, el Gran Capitán, quedó en 2011 varado en la localidad correntina de Caza Pava, cuando sindicalistas de La Fraternidad detuvieron a punta de pistola el tren y huyeron en una camioneta, dejando a los pasajeros en el medio de la nada. También, luego de la tragedia de Once, se cancelaron los servicios internacionales a Uruguay, y desde entonces no circulan trenes generales de pasajeros por las vías de este ferrocarril.

Hace pocos meses se inauguró un servicio local, aunque internacional, entre Posadas y Encarnación (Paraguay), asegurado con las duplas Wadloper que originalmente habían sido traidas por TBA para el servicio internacional a Paso de los Toros. Si bien es una excelente noticia y un servicio útil, aun queda pendiente la tarea de recuperar los trenes de pasajeros a lo largo del ramal U.

Foto 2: ramal U del Ferrocarril Urquiza, cerca de Bella Vista.

Foto 2: ramal U del Ferrocarril Urquiza, cerca de Bella Vista.

Foto 3: ramal U del Ferrocarril Urquiza, cerca de Bella Vista.

Foto 3: ramal U del Ferrocarril Urquiza, cerca de Bella Vista.

También existe una vieja deuda de la Provincia de Buenos Aires sobre el ramal U1 (que se extiende desde Fátima hasta Rojas): Ferrobaires, a mediados de los años 90, dejó de correr el único servicio por trocha estándar. Desde entonces, el ramal quedó abandonado y por supuesto, comenzaron las depredaciones y las ocupaciones de la zona de vías.

Foto 4: estación San Andrés de Giles, del ramal U1 del Ferrocarril Urquiza.

Foto 4: estación San Andrés de Giles, del ramal U1 del Ferrocarril Urquiza.

Existe un proyecto de una cooperativa, que ya remodeló un viejo coche Siemens-FM del subterráneo para convertirlo en coche motor Diesel, para correr trenes en este ramal. Sin embargo es poco factible que eso suceda, e inevitablemente nos lleva a rememorar la triste experiencia de la Cooperativa Ferroser, que iba a correr trenes en el ramal R48 del Ferrocarril Roca y que finalmente, tras haber conseguido en concesión una tripla Fiat 7131 pintada a nuevo, jamás corrió un solo tren.

Es necesario, para correr trenes con seriedad, renovar o mejorar las vías tanto en el ramal U como en el U1. La empresa ALL ha dejado la traza en forma desastrosa.

Ferrocarril General Manuel Belgrano

En este ferrocarril de trocha métrica no existen trenes generales desde 1993, a excepción del Tren a las Nubes. Se han creado y recuperado servicios importantes en algunas provincias: Córdoba, Chaco y Salta. Está en proceso de licitación la elevación de andenes en el denominado Belgrano Sur (ramales G y M), y existe un proyecto para extender los servicios en el ramal G hasta Marcos Paz.

Foto 5: edificio de la estación Marcos Paz del Ferrocarril Belgrano, con su característica arquitectura francesa.

Foto 5: edificio de la estación Marcos Paz del Ferrocarril Belgrano, con su característica arquitectura francesa.

Podría extenderse también el ramal M, que actualmente tiene su punta de rieles en la estación Marinos del Crucero General Belgrano; coordinando una extensión del otro ramal, G, hasta Plomer, podría lograrse una terminal compartida entre ambos, brindando la posibilidad de combinar con el Ferrocarril Sarmiento a la altura de Marcos Paz y Mariano Acosta respectivamente, y llegando a zonas más rurales que actualmente no poseen un sistema de transporte. Incluso desde Plomer es posible crear frecuencias especiales hasta más allá, quizás hasta Mercedes, pasando por lugares con potencial turístico y gastronómico: La Choza, Tomás Jofré y la misma Mercedes “al norte”.

Foto 6: letrero de la estación Marcos Paz belgranense.

Foto 6: letrero de la estación Marcos Paz belgranense.

Un poco antes de Plomer está la estación Villars, hasta donde llegaban trenes antes de 1993. De allí nace un ramal, el G4, que pasa por Navarro y tiene su punta de rieles en la estación Patricios. ¿Por qué no recuperar los servicios, al menos hasta Navarro? Es una importante ciudad, que merece contar nuevamente con su ferrocarril.

Saliendo de la provincia de Buenos Aires hay otros destinos que merecen recuperar su ferrocarril. Formosa es uno de ellos, y ya hemos escuchado de Florencio Randazzo la propuesta de poner en valor el ramal C25.

La provincia de Santa Fe es la que más ha perdido ramales de este ferrocarril. Los que llegaban a la capital, Santa Fe, los que accedían al puerto, y los que llegaban a Rosario Oeste por el ramal G. También las provincias del NOA: La Rioja, San Juan, Catamarca. En Jujuy y Salta es necesario recuperar los enlaces internacionales con Bolivia (como en La Quiaca – Villazón, por ejemplo).

La Plata

Un caso especial merece esta ciudad. A mediados del siglo XX la capital bonaerense contaba con dos ferrocarriles, y servicios de larga, media y corta distancia. Había trenes a Mar del Plata, Mirapampa, Capital Federal, Avellaneda, Río Santiago, Olavarría, Mercedes, Haedo, González Catán, Pipinas, Atalaya, Magdalena, y se podían crear decenas de combinaciones con otros ferrocarriles. Inclusive existía la posibilidad de llegar a lugares remotos viajando sólo sobre rieles. En la actualidad, lamentablemente, sólo existen dos servicios ferroviarios, ambos de trocha ancha.

Foto 7: estación Circunvalación.

Foto 7: estación Circunvalación.

El servicio ferroviario universitario necesita extenderse al menos hasta Circunvalación. También es necesario pensar en los vecinos de Río Santiago, y recuperar los trenes que llegaban hasta allí.

El caso del ramal R48, que une Ringuelet con Brandsen, merece un capítulo aparte, ya que Scioli y Bruera lo han cortado para abrir calles, y no han solucionado el problema de los asentamientos sobre la vía. Éste es un servicio esencial, tanto para los quinteros de Melchor Romero, Abasto y Gómez, como para la propia destilería YPF; es la conexión natural y más rápida con la provincia de Neuquén. Además, conecta con Mar del Plata, Miramar y Pinamar, con lo cual se podrían brindar servicios de pasajeros desde la terminal de 1 y 44.

Foto 8: bitrocha compartida entre los ferrocarriles Belgrano y Roca, en La Plata.

Foto 8: bitrocha compartida entre los ferrocarriles Belgrano y Roca, en La Plata.

La red de trocha métrica es otro caso que merece consideración. Desde la estación de 17 y 72 hasta Ángel Etcheverry existen aun las vías del ramal P, y desde allí hasta González Catán, el ramal G3, sin sus vías, presenta su traza casi libre de intrusiones. Este último ramal pasa a pocos metros del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, y conecta con el Oeste bonaerense, muy rico en productos agrícolas. ¿No vale la pena analizar su reactivación, con miras a una integración regional y para fortalecer la sustentabilidad del Puerto de Ensenada?

Foto 9: puente del ramal G3 del Ferrocarril General Manuel Belgrano, sobre las vías del Ferrocarril Roca, a metros de la estación Guernica, partido de Presidente Perón.
Foto 9: puente del ramal G3 del Ferrocarril General Manuel Belgrano, sobre las vías del Ferrocarril Roca, a metros de la estación Guernica, partido de Presidente Perón.

Detalles, sólo detalles

Prohibido sacar fotos

Existe, aunque sea de facto, una ley no escrita: está prohibido fotografiar andenes, trenes e instalaciones ferroviarias. Aunque la última parte se entienda, es inverosímil y hasta ridícula la prohibición de hacerlo en las zonas abiertas al público, como las estaciones y los interiores de los trenes. ¡En una época donde un posible terrorista tiene a su disposición una herramienta tan fenomenal como Google Earth!

Esta supuesta ley data de la época de la última dictadura militar, cuando no existían ni Internet ni Google, y menos aun las cámaras digitales, pero sí los aficionados al ferrocarril. Desde entonces, la pasión por lo ferroviario creció, pero no dejó de existir la pasión por la censura y la represión.

Personalmente fui víctima de un atropello a la libertad de expresión en una de las estaciones donde más se respira “pueblo”: Agustín De Elía. Allí, un supuesto comisario, en 2009, me invitó de malas maneras y mostrándome un arma de fuego, a borrar todas las fotos y a retirarme de allí, o “se vería obligado a llevarme detenido por atentado a la seguridad”. La foto que desencadenó tan lamentable incidente se encuentra aquí debajo. Por supuesto, estas mismas personas, tan preocupadas por la seguridad, nada hicieron cuando llegó el tren y en el furgón había personas fumando y haciendo sus necesidades fisiológicas.

Foto 10: parada Agustín De Elía.

Foto 10: parada Agustín De Elía.

Lo que pocos comprenden es que son estas fotografías las que enriquecen los museos y el Archivo General de la Nación; las que permiten a los extranjeros admirar nuestros paisajes, nuestros ferrocarriles; las que permiten a nuestros funcionarios tener siempre material gráfico disponible para ilustrar los avances de las obras civiles, para comparar el antes y el después. Es una pena que aun en pleno siglo XXI caigamos en tan tristes anacronismos.

¿El baño, por favor?

Sucede en algunas estaciones suburbanas: uno, ante la llamada de la naturaleza, necesita un baño y no lo encuentra, ya que está clausurado desde hace años o directamente no existe más. Esta situación es inaceptable ya sea en un ignoto servicio suburbano de baja demanda o en nuestros subterráneos porteños. Muchas personas dependemos de la presencia de baños, ya sea por alguna enfermedad o por nuestro trajín diario. Como pasajeros que pagamos el boleto, merecemos obtener un servicio completo.

Anuncios

6 pensamientos en “Lo que falta, parte 1

  1. Entre Ríos, posee servicio provinciales, si mal no estoy informando. (Urquiza)
    Córdoba, Tren diario a Cosquin (Belgrano)
    Chaco, también tiene trenes de pasajeros (Belgrano)

    Me gusta

    • Exacto, pero este artículo habla sobre los servicios que quedaron en el tintero por alguna razón, o que con el pasar de los años se fueron haciendo muy necesarios.

      Los servicios provinciales en Entre Ríos son positivos, cumplen una importante función social, pero necesitan de un tren general como el Gran Capitán para tener un verdadera interconectividad. Y el Gran Capitán es una de las mayores deudas en materia ferroviaria en estos últimos cuatro años.

      Me gusta

  2. Pingback: Ferrocarril Provincial P 1 (La Plata – Avellaneda): Ideas, proyectos y promesas hundidas en la “nube” de las incertidumbres. 1ra. Parte. | el observador ciudadano del sur

  3. Pingback: Ferrocarril Provincial P 1 (La Plata – Avellaneda): Ideas, proyectos y promesas hundidas en la “nube” de las incertidumbres. -2da. parte-. | el observador ciudadano del sur

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s