Los candidatos y los ferrocarriles


Foto 3: ramal U del Ferrocarril Urquiza, cerca de Bella Vista.

Foto 1: ramal U del Ferrocarril Urquiza, cerca de Bella Vista.

Con la salida de Florencio Randazzo de la mesa electoral queda claro que el resto de los candidatos no tienen un fuerte perfil ferroviario. Analicemos algunas de las fórmulas más populares y su desempeño en cuanto a políticas ferroviarias.

Daniel Scioli

Como hemos analizado anteriormente Daniel Scioli ha tenido una pésima gestión como gobernador de la provincia de Buenos Aires con respecto a sus ferrocarriles. Ha presentado reactivaciones que en realidad son una reducción en el servicio prestado hace unos pocos años (como en el caso del tren a Bolívar que ahora termina en 25 de Mayo y es asegurado por un coche motor Nohab en vez de un tren entero, o el caso del tren a Pinamar, asegurado con coches eliminados de otros servicios). Y por si fuera poco anunció la reactivación del ramal P del Ferrocarril Belgrano, entre Avellaneda y La Plata, algo que cualquier persona puede determinar a simple vista como sumamente difícil sino imposible.

El gobernador ha tapado con asfalto las vías de algunos ramales del Ferrocarril Roca, y ha permitido obras viales, como la del Camino General Belgrano sobre el ramal de ese ferrocarril que une Ringuelet y Brandsen. Y su último anuncio ha sido la reinauguración del Puerto de la Ensenada, donde priorizó el transporte automotor sobre el ferroviario (aun cuando allí existe una importante concentración de vías, tanto de trocha ancha como de angosta).

Mauricio Macri

La gestión de sus cuadros técnicos al frente de Subterráneos de Buenos Aires ha sido aun peor que la de Daniel Scioli al frente de la UEPFP, si eso es posible. Ha permitido gravísimos errores en las obras civiles de la línea E hacia el oeste (taller Mariano Acosta); no ha cumplido con la promesa electoral de diez kilómetros de subte al año, y no sólo eso; ha reducido la tasa de expansión de ese medio de transporte urbano a los valores más bajos desde la década del 70 y 80, priorizando, además, la construcción sobrevaluada de lo que él llama metrobús.

En cuanto a recursos humanos ha hecho lo posible por contrarrestar la influencia de Metrodelegados, ya que como es sabido, tiene un pacto que lo une a la dirigencia de la UTA y a Metrovías; todas las denuncias hechas por los sindicalistas de izquierda son inmediatamente negadas e invisibilizadas por los aliados mediáticos de Mauricio Macri: el Grupo Clarín, La Nación, Perfil, TN y Canal 13.

Sergio Massa

No tuvo una gestión relevante en ferrocarriles, pero aun así tiene un gran gesto negativo que demuestra su filiación neoliberal: convirtió el predio donde antes existía ASTARSA en un country, demoliendo incluso las naves de esa emblemática fábrica (ver el artículo en este blog donde se habla del Proyecto Venice).

Otros candidatos

Nicolás del Caño – FIT

Si bien  desde este medio hemos sido sumamente críticos con respecto a Rubén Sobrero, la propuesta presentada por FIT es interesante, aunque por supuesto, falible como toda propuesta de política pública de transporte.

Esencialmente la propuesta trata sobre la estatización completa del sistema ferroviario y su puesta en control por parte de los mismos trabajadores y organizaciones de usuarios ad hoc; también plantea el pase a planta permanente de los trabajadores tercerizados.

No se explica cómo serán los mecanismos de control interno y externo, ni de qué modo se obligará a que las empresas que estuvieron vinculadas a las concesiones, o las mismas concesionarias, devuelvan en forma íntegra el material rodante y las piezas de infraestructura que deterioraron o quitaron sin justificación (por ejemplo los aparatos de vía del ex empalme Bancalari, o las locomotoras que ALL supuestamente llevó a Brasil sin autorización de la ex ONABE).

Posición tomada

Este medio ha sido sumamente crítico de la postura de la izquierda en general y de Rubén Sobrero en particular hacia el sistema de transporte ferroviario; también lo ha sido de las políticas de Daniel Scioli, de Sergio Massa y de Mauricio Macri. Por otro lado, hemos defendido siempre la postura de Metrodelegados (aunque poco se ha tocado la cuestión de subterráneos en este blog); por lo cual la posición que toma este blog es la de acompañar, con reparos, la propuesta del Frente de Izquierda. La política ferroviaria de Daniel Scioli fue demasiado mala como para acompañarla, siquiera orgánicamente. Y las demás propuestas son neodesarrollistas o directamente neoliberales.

Consideramos una falta de respeto hacia nuestros lectores tomar posición sin haber estudiado previamente todas las propuestas; lo que prima aquí es el futuro de la red ferroviaria y la profundización, encarada con seriedad, de lo positivo de la gestión de Florencio Randazzo, siempre teniendo en mente la superación de sus propuestas mediante políticas estatistas que tengan como base la eficiencia, la transparencia y la priorización del usuario y la economía popular por sobre los meros criterios mercantilistas del actual sistema.

Anuncios

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s