El rol del ferrocarril en la reconquista del electorado


13086760

El ferrocarril sigue siendo una parte importante, quizá central, en las elecciones actuales. Mucho está en juego, y, justamente, nuestra red ferroviaria es una de ellas.

¿Qué rol juega el ferrocarril en el resultado de estas elecciones generales? ¿Es posible que tenga una influencia positiva para recuperar electores de cara a noviembre?

Una cosa es clara: el candidato del Frente para la Victoria representa lo peor de las políticas ferroviarias en los últimos lustros. Su gestión al frente de la provincia muestra una serie de políticas equivocadas, que desembocaron en clausuras de servicio y corte de terraplenes, como vimos antes en este medio.

Sin embargo, y de cara a la segunda vuelta inminente, es necesario ofrecer un relanzamiento de la campaña que incluya al transporte ferroviario como uno de sus principales ejes, con una cara nueva (si no puede ser Florencio Randazzo, quien logró revertir la percepción negativa de las políticas ferroviarias en estos últimos años) que esté ligada al sector y que ofrezca la garantía de que no se abandonarán los avances logrados desde 2012.

En mi opinión este relanzamiento de campaña debe ofrecer, y utilizar, propuestas para aquellos ramales que actualmente son estratégicos y aun así están abandonados o con un tránsito esporádico.

  1. En La Plata los resultados son contundentes; ha resultado electo un intendente de signo contrario, sobre quien es necesario reconquistar de a poco a los electores a fuerza de recuperar la red ferroviaria que atraviesa la ciudad y sus alrededores. Los ramales a Rufino de Elizalde, Gambier, Brandsen y Río Santiago son imprescindibles para esta gesta.
  2. En otras regiones donde los resultados no han sido tan adversos es necesario también reforzar la recuperación del patrimonio ferroviario; zonas actualmente no servidas, como San Antonio de Areco, Pergamino, Río Cuarto, Vagues, Azcuénaga, Diego Gaynor, Carmen de Areco, Rojas, Fátima, Zárate, etcétera, merecen recuperar su transporte emblemático.
  3. Donde el transporte ferroviario existe pero en forma lánguida se hará necesario reforzar los servicios: Capilla del Señor, Villa Diamante, Budge, Campana, son sólo algunas menciones.
  4. Es necesario atacar fuertemente los frentes que han sido descuidados desde sus anuncios: el acceso ferroviario al Mercado Central es un claro ejemplo.
  5. Se debe pensar en planes que permitan acercar las políticas del futuro gobierno a los más humildes, sector al que el sciolismo no ha llegado con suficiente fuerza: el ferrocarril puede servir como medio de transporte para productos de distintos planes, como Carne para Todos, Mercado Central en tu Barrio, etcétera.
  6. Fomentar el turismo con un valor agregado que otros medios de transporte no ofrecen: bandeja automovilera, servicio de catering, cine abordo, itinerarios temáticos por ramal o zona de servicio.

Será necesario reforzar la imaginación y estudiar el potencial de nuestras latentes venas de hierro si queremos reconquistar al electorado desilusionado con un candidato que no ha sabido demostrar un cambio a tiempo.

Anuncios

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s